Últimos temas
» The Soom Council ★ Af. Élite (cambio de botón)
Jue Nov 13, 2014 4:12 pm por Vita

» It's Insel der Lust « ÉLITE » (Amo x Esclavo)
Jue Nov 13, 2014 4:04 pm por Vita

» Khanes of war (Afiliación Élite )
Jue Nov 13, 2014 3:47 pm por Vita

» Afiliación Normal a The Walking Dead
Jue Nov 13, 2014 3:44 pm por Vita

» Game of Deities [Élite]
Jue Nov 13, 2014 3:37 pm por Vita

» Breaking the habit | Foro de mafias | Asiático NUEVO.[normal]
Jue Nov 13, 2014 3:30 pm por Vita

» ■ Animas Demonum. [Afiliación NORMAL]
Jue Nov 13, 2014 3:25 pm por Vita

» Shinobi Gaiden [Afiliación Hermana]
Jue Nov 13, 2014 3:22 pm por Vita

» Pets World Afiliación de Élite [Confirmación]
Jue Nov 13, 2014 3:18 pm por Vita

» ficha de allen
Dom Nov 09, 2014 7:58 pm por alan etcheto

» Trick and treat ~ {Muu & Arya}
Jue Oct 30, 2014 3:48 pm por Nemesis

» Se busca Rol y Cortezanos/as
Lun Oct 27, 2014 6:49 pm por Ness Lavrov

» {Trick and Treat} !Sorpresa! Un evento en medio del bosque [Alister & Morgiana]
Lun Oct 27, 2014 9:48 am por Eventos

» Tres vueltas de llave [Privado]
Miér Oct 22, 2014 5:43 pm por Odette Ysfx

» IT'S RECKLESS U N I V E R S I T Y {Confirmación}
Miér Oct 22, 2014 2:24 pm por Keit Scodelario

♚ Afiliaciones Hermanas ♚
♚ Afiliaciones Élite ♚

Ficha de Morgiana

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Ficha de Morgiana

Mensaje por Morgiana Dragares el Vie Sep 12, 2014 9:51 am

Morgiana Dragares



•   •   •

• ~ • ~ • ~ • ~ •


Nombre: Morgiana.

Apellido: Dragares.

Edad: 18 años.

Orientación Sexual: Heterosexual.

Raza: Draguns.

Clase Social: Esclava.

Grupo: Garden.

Sexo: Femenino.

• ~ • ~ • ~ • ~ •

•   •   •


Descripción física


Esta chica es una joven delgada y liviana. Y por lo mismo suele ser también ágil. Su peso llega apenas a los 45 kilos y tampoco es muy alta ya que mide 1,49 metros.
Su cabellera es abundante, lisa y brillante. De color rojo al igual que el rubí. La misma se extiende hasta por debajo de la mitad de la espalda. En tanto que en la parte superior izquierda de su cabeza tiene un mechón de cabello sujetado en una coleta. Sobre su frente tiene un flequillo recto y medianamente tupido hasta por encima de sus ojos. Estos últimos son de color rosa claro y pese a ser bonitos suelen mostrarse inexpresivos o melancólicos.

Tiene un rostro casi redondo o más bien que se caracteriza por estar rellenado pues se podría decir que es una chica “cachetona”. Su piel es clara pero no es tan blanca y suele volverse de una tonalidad rosada cuando las situaciones lo ameritan. Esta misma es suave pero para nada delicada. Tiene una nariz pequeña y recta, y unos ojos grandes y redondos rodeados por unas pestañas largas y tupidas.

Al ser tan delgada, liviana y baja se caracteriza también por tener una figura estilizada y casi delicada a los ojos de las otras personas. Sus piernas que no son tan largas debido a la altura de la joven, son delgadas pero también resistentes más que nada al trabajo físico que realiza con regularidad. Con sus brazos sucede lo mismo. Son aparentemente delicados antes los ojos de otras personas pero resultan ser muy resistentes y fuertes. Pero lo normal en una chica que realiza el tipo de actividad que le ayuda a mantener bien su físico y que además es una dragun. Por lo mismo, tiene un abdomen chato. Si figura femenina en el torso está bien definida y sus pechos se caracterizan por tener un tamaño normal. Siempre se para de manera erguida y es raro que baje la mirada. En sus pies puede usar cualquier tipo de zapatos aunque tiene preferencia por el color negro. Aun así, es normal en ella andar descalza.

Sus ropas suelen caracterizarse por ser de color blanco y lo normal en ella es usar faldas o vestidos de ese mismo color o en gris claro. También puede lucir otro tipo de ropa más abrigada como lo son los pantalones o los pulóveres y camperas. Con respecto a los colores en las vestimentas, también suele usarlas en color negro o bien verde o azul. Pero prefiere evitar los colores rosa o rojo ya que no le satisface como le combina con su cabello y ojos. Aun así, esto no le importa demasiado a ella pero cuando siente que esa persona especial está cerca o la está mirando prefiere encontrarse bien arreglada.

Por otra parte, también tiene cierto agrado hacia los collares, las pulseras y los aretes. O bien hacia cualquier hebilla de color dorado que podría ponerse en el cabello. Con respecto a estos accesorios con los que puede decorar su cuerpo le encanta usar pulseras y collares en forma de cadenitas. Y usualmente las usa en color dorado con alguna piedra en rojo aunque no sea el rubí. En referencia a los aretes ella prefiere que sean en forma de argolla y también dorados.

Por otra parte, en su forma Dragun es completamente distinta. Deja de ser esa joven que parece tierna a los ojos de las personas que la ven y se convierte en un reptil alargado, delgado y con alas. Como todo dragun, ella tiene escamas gruesas y brillosas de color rojo oscuro. Su piel es rosa claro. Mide 4 metros de largo y su ancho es de 1 metro y medio en su parte más gruesa (o sea en la parte de estómago) haciéndose más fina en la punta de la cola y en la trompa. Su legua fina, larga y bífida como la de las serpientes. Su rostro es alargado y posee unos ojos de color rosa viejo. Su nariz son fosas nasales pequeñas posee muchos dientes subcónicos alargados y finos. Tiene dos cuernos, uno a cada lado de la cabeza, que se caracterizan por ser blancos y finos. El cabello de su cabeza es de color rojo como el rubí al igual que su cabello en forma humana. Tanto sus patas como manos son garras y poseen unas pezuñas negras, largas y con punta. Cabe decir que sus alas extendidas llegan a medir dos metros de largo y guardan cierta similitud con las llamas de fuego aunque es sólo en apariencia ya que no queman para nada.



Descripción psicológica

A simple vista, o mejor dicho al tratar con ella sin conocerla, Morgiana puede parecer una chica triste y aburrida. También inexpresiva y cerrada. Pero es algo que sólo es así en apariencia. No porque la joven pelirroja quiere lograr eso sino porque ella es de esa forma.

No es muy propensa a relacionarse con mucha gente. Sólo se comporta de esa manera cuando esas personas pertenecen a su círculo íntimo o se relaciona mucho con ellas por algún otro motivo. Con el resto de las personas suele mostrarse algo callada y hasta puede parecer antipática. Sin embargo, ella es una chica simpática a la que le importan mucho sus seres más cercanos. Sea la raza que sea. Aunque se preocupa más que nada por su hermano Muu y por el resto de su familia. De todas formas no tiene mucho problema para relacionarse con otras personas si es que se llegara a dar la situación.

En sí ella, es una chica muy pacífica y así como se preocupa por sus más cercanos, también se preocupa mucho por lo que le importa. Es que también es un ser muy trabajador y realiza todo lo que quiere pero por su cuenta. Jamás le andará pidiendo a otro que haga lo que ella deba realizar. Lo que sucede también es que no quiere ser la causa de los problemas de otros seres que le sean cercanos o bien sus familiares. Por eso es que siempre hace todo lo que esté a su alcance sin dudarlo mucho pues es muy servicial. Tampoco le cuesta mucho hacer favores y los haría sin mucho problema y sin quejarse en ningún momento.

Pero su lado pacífico tiene una contraparte. Y es que, como es normal en muchas personas, suele enojarse mucho si ve u oye algo que no es de su agrado. Claro que ella tampoco le da mucha importancia a los chimentos pero si llegase a escuchar uno en varias ocasiones, trataría de averiguar  la veracidad o la raíz de tal cosa pero sólo si le llegara a perturbar. Por lo tanto, si llegase a descubrir que es cierto algo que no le agrada podría reaccionar de varias formas. Por una parte, podría enojarse mucho y romper algo. Pero por otra, podría quedarse callada y aceptarlo tal cual es aunque le duela mucho en el fondo.

No le agrada mucho estar sola aunque prefiere la compañía de personas cercanas. Siempre compartirá lo que tenga a mano y tratará de ayudar a otros. Pues, lo intenta además es parecer segura ante los demás porque por otra parte y como ya hemos mencionado, no le gusta causar problemas. Pero, por el contrario, sucede que Morgiana lleva muchas dudas por dentro más allá de que aparente actuar y pensar de una manera muy segura.

También es un tanto tímida y reacciona de tal manera si alguien le llegara a decir cosas lindas y más si esa persona o ser es alguien importante para ella. En esos momentos, la chica reacciona sonrojándose y se inflan las mejillas viendo aún más “cachetona”. Es que es muy tímida y ese tipo de cosas la apenan.



Historia


Aunque se podría decir que la historia de Morgiana comienza desde el momento de su nacimiento es muy cierto que hay toda una historia de su familia que está por detrás de la ella misma. En primer lugar el mismo sitio de su nacimiento tiene que ver con las decisiones tomadas por su ascendiente. Nació en un pueblo de muy pocos habitantes en donde su padre y su madre estaban instalados. Tal poblado era también el lugar de nacimiento de su padre Ryunosuke y su tía Nanami que eran hermanos gemelos y cuyos padres ya se habían asentado en ese lugar tan frío y despoblado que estaba en el Reino del Infierno, en Nightmare. Pero el nacimiento de Morgiana se había dado con ciertas dificultades, su madre no había resistido al parto y había sucumbido cuando había dado a luz a su hija pelirroja. Ocho años atrás esta misma mujer había tenido a su primer hijo y este también había nacido con ciertas dificultades. Lo que probablemente quería decir que la madre de ambos no estaba en las condiciones óptimas para dar a luz a sus hijos. Este mismo hecho había causado que la posible felicidad de la familia ante su nacimiento sea todo lo inverso. Y precisamente haber nacido causando la muerte de su madre era la razón por la que la joven se sintiera culpable y no quisiera para nada resultar ser una molestia para la gente que la rodeaba. Claro que esto se había dado a medida que el tiempo iba pasando. De a poco la joven iba siendo consciente de lo qué estaba pasando, de quién era y de quiénes la rodeaban. Sabía que vivía con su hermano mayor quien era de cabello rojo al igual que ella. Sabía también que vivía con su tía que era quien la cuidaba tanto como una madre cuidaría a su hija. En ese aspecto no se podría decir que tuviese una deficiencia en el sentido de no haber tenido el cariño de una madre. Su tía le había dado eso pero Morgiana sabía muy bien que su madre había fallecido cuando la había dado a luz y aunque su tía sustituía a su madre en su ausencia igual la seguía extrañando y deseaba con todas sus ansias que eso nunca hubiera sucedido. Conocía también que su padre había partido después de que la vida de su esposa había terminado y por eso Morgiana se preguntaba si ella había sido también la culpable de que su padre se marchara de su casa. Claro que todas estas dudas y culpas se fueron desarrollando y manifestando con el pasar de los días a medida que la joven iba reconstruyendo la historia de su familia.

Su infancia, a pesar de las mencionadas dificultades y haber tenido sus grises resultó ser un tanto feliz. La familia que tenía cerca había contribuido en ello. En especial su hermano Muu que era un buen compañero en todo momento. Ella lo admiraba y hacía caso en todo, lo veía como a un padre y estimaba muchísimo y más teniendo en cuenta que era ocho años mayor que ella. Al menos, hasta entonces, él no la había abandonado y se había quedado con ella lo que hacía que se sintiera menos desdichada por las cosas que habían pasado desde su nacimiento. Su tía también ayudaba a que se sintiera bien y creciera saludable. Le había dado mucho cariño y la había ayudado en su crecimiento, siempre se había mantenido muy cerca de la cachorra de Dragun y por eso también se sentía feliz cuando no pensaba en la ausencia de sus padres. Por eso se podría decir que la presencia de su hermano, su tía y sus hermanos lobos había contribuido a que tuviera una infancia agradable y por momentos feliz.

Fue la loba negra que la había acompañado desde pequeña y la que le había sido otorgado tanta felicidad. A medida que fue creciendo, Morgiana fue siendo consciente de lo que la loba representaba para su familia. Con el tiempo fue comprendiendo que la loba descendía de unos lobos que habían cuidado sus abuelos en esas mismas tierras y eso lograba que sintiera admiración por Blue. Blue era el nombre que le había puesto a la loba a causa de los ojos azules que resaltaban entre su tupido pelaje negro. La loba resultó ser una gran amiga para Morgiana y se querían tanto como si fuesen hermanas o de hecho lo eran y eso pensaba la joven pelirroja. Habían compartido muchos momentos juntas. Entre ellos juegos, comidas, risas, intentos por cazar aves. Esto último les había costado mucho, en especial cuando eran muy pequeñas. Esto había creado un vínculo muy fuerte entre ellas que con el tiempo se fue desarrollando cada vez más hasta que terminaron siendo inseparables a pesar de ser de especies tan distintas. Sentían mucho cariño mutuo y aunque a veces no estaban de acuerdo se entendían muy bien y convivían como si fueran de la misma especie. Esto había logrado que Morgiana se sintiera muy “conectada” con los lobos y que los amara tanto como a su familia además de que se sentía una de ellos; se sentía parte de la manada de estos animales.

Desde pequeña la niña se había sentido muy cercana a su hermano porque como ya se dijo este era uno de los familiares más cercanos que tenía junto a ella. Siempre lo había admirado y sentía la necesidad de seguirlo a donde él fuera aunque por lo general fuera muy obediente con lo que su hermano le pedía si ella tenía ganas de seguirlo y acompañarlo iba igual. Muchas veces la joven se había sentido muy mal y lo había extrañado porque no encontraba a su hermano en la casa. Muchas veces se había dado cuenta también que este se iba al exterior a explorar y que probablemente Wind Grey fuera con él. No era que le molestara que su hermano saliera a hurtadillas de la casa sino que siempre lo extrañaba y a veces cuando lo buscaba no lo encontraba en la casa. Por eso fue que una vez para no perderle el rastro, cuando ella tenía 5 años esperó a que él se fuera para seguirlo. Por suerte la joven era muy cuidadosa y al ser tan pequeña podía esconderse bien sin que las personas se percataran. Eso sí, aunque quisiera mucho a su hermana Blue y fueran inseparables está no la había acompañado ya que Morgiana nunca había imaginado lo que podría llegar a ocurrir.  Ella con su inocencia de niña de 5 años creía que seguiría a su hermano y que nada malo pasaría. Y si pensaba eso era a causa de la seguridad que sentía cuando su hermano estaba presente. Sólo quería ir con él y no quedarse a un lado extrañándolo. Cuando su hermano la había descubierto Morgiana se había sentido muy apenada por lo que sus mejillas no habían tardado en inflarse y ruborizarse. No porque le molestara que su hermana la viera sino porque le apenaba que la viera siguiéndolo. Lo que sí, la joven se había negado a volver cuando él le había instado a hacerlo dejando de lado toda la obediencia que tenía frente a su hermano. No quería volver sola y si había estado siguiendo al pelirrojo para llegar hasta allí se quedaría con él y volvería con él.

Pero lo que había empezado como una excursión para estar con su hermano muy pronto se convirtió en una odisea cuando la tormenta de nieve había comenzado a arreciar. En un principio Morgiana se había visto muy entusiasmada con este fenómeno climático pues adoraba la nieve. Pero a medida que fueron pasando los minutos y esta se fue acrecentando todo ese entusiasmo se terminó convirtiendo en preocupación. Más que nada porque se preocupaba por su hermano aunque también porque, ¿qué estaría pensando la tía Nanami? Ella siempre era muy buena con sus sobrinos. Hasta cumplía muy bien su papel de madre/tía del que quizá no tuviera tanta obligación. Lo más seguro era que ella se encontrase muy angustiada si se había percatado de la ausencia de los hermanos. Esto último era lo más seguro. A Morgiana le preocupaba que ella saliera a buscarlos y que le estuvieran causando tantos problemas cuando ella siempre los cuidaba como si fueran sus propios hijos. En verdad, la pequeña Dragun no quería causarle más problemas a su familia. A medida que iban pasando los minutos la tormenta se iba incrementado y Morgiana había comenzado a ceder siendo tan así así el clima le había terminado ganando a la pelirroja y quien la terminó cargando hasta su casa fue su hermano. En todo ese trayecto, la niña, no dejaba de pensar en los problemas que seguía ocasionando porque quizá su hermano hubiese regresado mejor solo además de que le hacía sentir mal la angustia por la que podría estar pasando su tía al ver que no estaban en casa y que encima afuera había una ventisca. Finalmente, su hermano había encontrado el camino de regreso y cuando habían llegado y la calidez les daba la bienvenida era como si despertara de su un sueño o mejor dicho de una pesadilla. El cuadro con el que se había encontrado al regresar era más o menos lo que imaginaba ya que su tía se encontraba muy preocupada y angustiada. Aunque quizá feliz porque los hermanos regresaban a casa a pesar de las dificultades del regreso. Por eso fue que Morgiana se propuso a ella misma no volver a causar más problemas a su tía y a su hermano y que antes de elegir obedecerles o no lo que haría sería más bien ayudarlos para que las cosas no volvieran a ocurrir tal como sucedieron en ese día.

Durante los próximos años de su vida Morgiana se preocupó más por ayudar a su familia en todo, desde lo más pequeño hasta lo más grande. Quería facilitarles las cosas y no complicárselas haciendo travesuras u otros hechos que podrían causarles preocupación o dificultad en lo que debían hacer. Su relación con su tía siempre fue muy buena y Morgiana siempre trataba de ayudarla en los quehaceres del hogar, no tenía ningún problema en hacerlos y le gustaba ayudar. Su loba siempre estaba a su lado y la ayudaba además de acompañarla. Las tardes siempre las pasaba con su loba Blue y a veces salían a explorar en las afueras de poblado pero no se alejaban y trataban de enterarse como iba a estar el clima. Además de que siempre le avisaban a su tía. A ambas les gustaba mucho jugar en la nieve, revolcarse en ella y hacer formas con ella. Morgiana se llevaba muy bien con su hermana loba y trataba de no tenerla lejos de ella y de cuidarla. No se sentía del todo bien cuando la loba no estaba a su lado. Siempre se habían protegido una a la otra y en más de una ocasión los otros animales salvajes como zorros habían querido acercarse a las “hermanas lobas-reptiles” pero la loba negra siempre los espantaba y no quería que se acercaran a Morgiana. Morgiana por su parte agradecía por tener a Blue con ella, hacía que se sintiera siempre acompañada y nunca se sentía sola además de que le daba mucha seguridad, tanta como la que le daba el estar con su hermano. De él nunca se había apartado pero trataba de no molestarlo o de buscar otras cosas para hacer cuando él no estuviera en la casa o se fuera a hacer otro tipo de actividades. Su loba resultaba ser una gran compañía.

Durante todos esos años trataba de no pensar en la ausencia de sus padres. Los extrañaba muchísimo pero trataba de seguir adelante. Cuando la joven tenía 12 años los hermanos habían ido a visitar la tumba de su madre que no estaba lejos de la casa de ellos sino en las afueras del poblado muy cerca de allí. Ella siempre que iba a visitar a su fallecida madre no podía evitar sentir todo eso que trataba de ignorar en el día a día. Sentía que le hubiese gustado conocerla y también, volvía a sentir la culpa esa que trataba de reprimir. Pero al menos en esta ocasión estaba siendo acompañada por su hermano cosa que hacía que se sintiera segura y fuerte. Tampoco quería verse mal frente a él. Algo inesperado había ocurrido cuando ellos habían ido a visitar a su fallecida madre. Su padre había aparecido luego de 14 años y Morgiana lo conocía gracias a las fotos. Un montón de emociones se habían manifestado en la joven pelirroja que había identificado a ese hombre que tanto se parecía a su padre y que pese al tiempo transcurrido seguía siendo similar al de las fotos  que según decían eran de su padre. Las palabras de su hermano llegaron a los oídos de la pelirroja que asintió sin decir nada más y sin dejar de mantener una expresión seria en su rostro.

Su padre era muy similar al sujeto desconocido que podía ver a través de fotos. Fotos que estaban el álbumes y en algunos cuadros de la casa, en especial uno que tenía ella en su cuarto en el que estaban tanto su padre como su madre. Felices e inmortalizados en esa imagen que llevaba más de 18 años. ¿Qué sentía Morgiana en esos instantes? Pues, curiosidad y ansiedad por verlo. Jamás lo había visto y ni lo había sentido. Tampoco habían hablado. Nunca habían tenido algún tipo de contacto. Al menos, en referencia a lo que la pelirroja recordaba. Se preguntaba en esos momentos si su padre había llegado a tenerla en brazos cuando era una recién nacida. Ya sabía, por supuesto, que su madre no pero se preguntaba si su padre lo había hecho.

La chica dragun se encontraba pensando en esas cosas y poco se fijaba en las reacciones de su hermano mayor. Estaba perdida en sus pensamientos y en sus sentimientos. Sabía que tenía que preocuparse por su hermano pero se encontraba tan emocionada en esos instantes que escuchaba más que nada las palabras de su padre. Y otra vez escuchaba lo que le decían todos, que era idéntica a su madre, aún más que su hermano. Nuevamente se encontraba pensando en que nunca había conocido a su madre y tampoco a su padre. Sabía que con su madre no podía volver a hablar más ni tampoco verla. Pero su padre estaba allí, al frente de su hermano y de ella. ¿Cómo podría irse y perder la oportunidad de conocerlo o de hablar? Cuando era más chica ella pensaba que los había abandonado porque ella había sido la causante de la muerte de su madre pero en esos instantes no estaba tan segura de tal cosa. De todas formas sentía cierta culpa pero el anhelo hacía su padre era más fuerte.

Cuando su hermano le había preguntado si iba a ir con él ella quería decirle que le quedara, que ambos podrían hablar con su padre para conocerlo más. Pero él se fue, negándose a escuchar al padre de ambos. Había dicho algo sobre unas cartas y Morgiana quería escucharlo y verlo. Por más que no les hubiera mencionado las cartas ella se hubiera quedado a hablar con él. Aunque en esos momentos sentía ciertas punzadas de culpa cada vez que recordaba cómo su hermano se había marchado y cada vez que pensaba en que tenía que haberlo llamado e insistirle que se quedaba. En el futuro extrañaría mucho cómo había sido la vida de ambos hermanos antes de que se encontraran con su padre en el cementerio. Y en esos momentos, la joven se daba cuenta que nunca iba a poder sentirse completamente feliz sino que siempre le iba a faltar alguien o algo. Al menos su loba Blue siempre había estado con ella.

- Padre… - Había comenzado Morgiana percatándose de que era la primera vez que se dirigía a él. No sabía que decirle. Siempre se había imaginado ese momento pero nunca creyó haber tenido la oportunidad. ¿Qué podría decirle? ¿Preguntarle por las cartas que acababa de mencionar y que habían sido la razón por la que Muu se había alejado? ¿Decirle que lo quería y que quería que viviera con ellos? ¿Preguntarle cómo era su madre aunque seguramente le diría que se parecía a ella? Pero terminó preguntándole: - Muu está…– Quiso disculparse por su hermano pero se trabó. -¿Por qué…? - Le terminó preguntando y esa pregunta se refería a muchas de las cosas que estaban pasando por su cabeza como interrogante. En esos momentos no dejaba de mirar el rostro de su padre. El rostro de un hombre cansado que estaba entre la tristeza y el anhelo. Morgiana también se sentía de esa forma aunque por fuera sólo se mostraba seria e inexpresiva aunque por dentro era una tormenta de emociones y de interrogantes. - ¿Qué cartas? – Terminó soltando Morgiana aunque prefería preguntarle otras cosas mucho más profundas. Pero se le hacía más fácil preguntar por algo que él había mencionado antes.

- Durante todos estos años le enviaba cartas a tu tía Nanami… - Comenzó a decir Ryunosuke. Morgiana se sentía muy extrañada cuando le decía esas cosas. ¿Sería que su tía no les había dicho de las cartas o su padre les estaba mintiendo para captar su atención? No podía creer que su Nanami no les dijera que su padre les mandaba cartas. Más le costaba creer que su padre hubiera estado ausente durante 18 años en los que se comunicara con ellos por medio de cartas. - Si hubiéramos recibido tales cartas te hubiéramos contestado. Al menos yo.– Le respondió Morgiana pensando en lo feliz que hubiera sido con sólo recibir una de esas cartas. No dijo más nada pero le quería seguir preguntando cosas. Se quedó observando a su padre, le parecía también bonito su cabello y llamativos sus ojos. No se parecía para nada a él. Se preguntaba también cómo sería él todos los días y cómo sería convivir con él. - ¿Al menos viven bien con tu tía? -Le consultó el ausente padre a su hija. - Ella se ha portado como una madre conmigo y siempre nos ha cuidado muy bien. - Indicó la pelirroja tratando de buscar fuerzas para hacerle la pregunta que le persiguió durante los pocos años de su vida. - ¿Por qué te fuiste, papá? -

En ese punto, Morgiana lo notó más nervioso. Como si fuera algo que le costara hablar o más bien algo que no hablaba desde hace mucho. Pero finalmente cedió: - Teníamos ciertas diferencias con mi hermana y ella quería cuidar de ustedes. Se lo debía pero tenía que irme… Y no estaba muy bien psicológicamente por la muerte de tu madre. -Y al escuchar esa parte, Morgiana sintió una punzada muy fuerte de dolor y de culpa pensando que quizá la culpaba a ella. En ese punto, la joven dragun no soportaba más la angustia y empezó a derramar algunas lágrimas. Cosa muy rara en ella que ensaña por ocultar lo que siente.

Su loba Blue no tardó en aparecerse. Había estado buscando a su amiga Morgiana y no le había gustado para verla llorar. Se acercó a la chica y le lamió la mano para tranquilizarla. Morgiana, instintivamente le acarició el brillante pelaje negro. - Se llama Blue y es de una de las camadas de lobos que descendieron de los lobos que criaron mis abuelos. -Le informó Morgiana aunque en el momento que lo dijo supuso que su padre debería saber eso. Pero si era la primera vez que lo veía, era normal que no supiera tratar con él. - Veo que están bien sin mí. - Notó Ryunosuke y Morgiana abrió bien grande los ojos, impresionada por lo que acababa de escuchar. Quería decirle que se sentía incompleta y triste. Qué lo extrañaba mucho a él y a su madre. Qué los quería con ella junto a su hermano y su tía pero simplemente las palabras no le salían. - No es así. Todos te extrañamos. Hasta la tía Nanami, ella es tu gemela. - Llegó a replicarle y Blue centró su atención en él. Lo olió e hizo por gruñirle pero optó finalmente por lamerle una de las manos. Era una loba mimosa que había ido a apoyar a su amiga hermana. Ryu se había percatado de eso y Morgiana al fin lo había visto sonreír. Una sonrisa vaga pero verdadera de un padre que veía a su hija ya grande siendo acompañada por una de los lobos de la familia. - No puedo volver Mor. - Le dio a entender su padre que se daba cuenta de las intenciones de las dos chicas. Morgiana no pudo soportarlo. Dio una media vuelta para retirarse no sin antes hacerle prometer a su padre que la vendría a ver. No llegó a escuchar la promesa porque se terminó retirando mucho antes dejando atrás un posible abrazo. Pero sólo quería irse y dejar de escuchar que no podían vivir juntos.

Ese suceso con su padre dejó varias consecuencias en su vida. En primer lugar, Morgiana comenzó a dudar de su tía y prestaba más atención a lo que ella hacía. Y por otra parte, su hermano Muu se mostraba distanciado hacia ella o al menos así se sentía la joven. Primero lo había atribuido a que se encontraba sensible luego de ver al padre de ambos después de tanto tiempo. Pero no entendía por qué ese distanciamiento duraba tanto. Tampoco su hermano quería que le hablara de lo había hablado con Ryunosuke. Esto último era algo entendible pero la chica le quería hacer lo que había dicho. Cada vez que le nombraba las cartas era una razón más para que su hermano se alejara. Esto le dolía demasiado a la pelirroja y era para ella como sufrir un tercer abandono. Aun así ella trataba de mostrarse como si nada hubiera pasado y con el tiempo también había dejado de dirigirse a su hermano si este no se dirigía a ella antes lo cual sólo sucedía en pocas ocasiones. Se sentía muy triste por esto pero había decidido no molestar a nadie y menos a su hermano. Con respecto a su tía, ella no había encontrado el momento de comentarle lo que había  sucedido. Es que también le era tan difícil hablar de eso con ella, y más cuando recordaba que su padre le había dicho que tenía problemas con ella y por eso había partido. Era tan raro para Morgiana pensar así de Nanami cuando era tan buena con Muu y con ella ella.

Finalmente, esa sensación de sentirse abandonada por su hermano se había materializado. Su hermano Muu había decidido partir. Morgiana no quería que se fuera o quería ir con el pero tampoco quería pedirle nada de eso. No podía tampoco hacerlo. Ya no eran tan unidos como lo eran cuando eran más jóvenes y todavía no se habían reencontrado con su padre en el cementerio. La joven trató de mostrarse como si nada sucediera cuando se enteró y también cuando su hermano partió. Se sentía muy triste por dentro pero, ¿qué era otro abandono más? Aun así, no le servía de mucho consuelo pensar así. En verdad le dolía mucho pensar que no estaba definido cuándo volverían a verse.    

Después de que su hermano y su lobo se fueran Morgiana se había quedado viviendo con su loba y su tía. Se sentía triste y sola. Extrañaba demasiado a su hermano y ya no pensaba tanto en el anhelo que sentía por sus padres. Hasta a veces se encontraba pensando en tuvo que haberlo seguido cuando se lo pidió la vez que vieron a su padre. Pero si hubiese hecho eso quizá se hubiera perdido una oportunidad de relacionarse un poco con su padre. No entendía tampoco por qué su hermano eran resentido con su padre e incomprensivo con ella siendo que ella no había tenido la oportunidad de conocer a Ryunosuke. Esos eran momentos en los que se encontraba molesto con su hermano. Pero más eran los momentos en los que se encontraba extrañándolo.

Por otra parte, sentía muchas ganas de contarle a su tía lo que había sucedido hace un tiempo cuando había visto a su padre. Su tía siempre parecía muy dulce y atenta con ella pero le daba miedo hablar con ella sobre su padre. Temía lo que pudiera decirle porque tenía claro que ella o su padre le había mentido u ocultado cosas importantes que habían repercutido en su infancia y adolescencia.

Una tarde, durante una merienda, Morgiana había empezado a hablar con su tía sobre su padre. A la joven le costado mucho empezar a hablar sobre el tema y tanto era así que se sentía muy nerviosa que hasta le temblaban las manos. Y era que ya había decidido hablar de ello con su tía pero sentía incómoda y temerosa por lo que podría llegar a escuchar de los labios de su tía. ¿Sería posible que ella les hubiera estado escondiendo cosas tan importantes durante 18 años? Morgiana no lo podía cree pero de tanto pensarlo ya tenía la seguridad de que su padre, entre otras cosas como la muerte de su esposa, se había ido por problemas con su gemela. A Morgiana también se le hacía difícil creer que pudieran llevarse tan mal. Pero entonces pensaba por qué no se veían ellos al menos. Seguramente habían sido muy unidos desde pequeños. Después de todos eran gemelos. Esos eran momentos en los que Mor pensaba en cómo había quedado su relación con Muu.

- ¿Has sabido algo de papá? - Se animó al fin la dragun roja. Y por un momento se arrepintió de haberlo dicho. Le miedo ver cómo su tía podría reaccionar ya que cada vez estaba más convencida de que tenía problemas con Ryu. Pero lo que vio Morgiana en el rostro de su tía fue nada más que extrañación y sorpresa. Por supuesto, lo negaría todo. - Él nos ha abandonado desde hace casi 17 años, Morgiana. - Le señaló a su sobrina como si hubiera preguntado algo muy tonto. Y en esas palabras, Morgiana se había dado cuenta que su tía estaba de muy mal humor. ¿Sería por qué le habían mencionado a Ryu? - Lo vi hace un tiempo tía y me dijo… - Había empezado a decir la pelirroja pero Nanami la había interrumpido levantándose bruscamente de la mesa y golpeando a esta con las palmas de las manos. - ¡ÉL SE HA IDO, MORGIANA! - Le gritó la tía a la sobrina y se retiró de la mesa dejando a la pelirroja un tanto impactada ante el comportamiento de su dulce tía. También le parecía muy ajeno el que su tía le llamara “Morgiana” cuando por lo general se dirigía a ella como “Mor” o “Morgi”. Pero resultaba, que la chica había tocado un tema delicado para su tía.    

Con el pasar del tiempo, Morgiana se preguntaba si volvería a ver a su padre pero eso no volvía a ocurrir. Aun así, lo que más ocupaba la mente de Morgiana era la ausencia de su hermano Muu. Lo extrañaba demasiado y ansiaba verlo pero él le era tan esquivo como su padre. También se preguntaba si su hermano había vuelto a ver a su padre. Su tía Nanami, también le ocupaba parte de los pensamientos a la joven dragun. Se sentía intrigada por lo que su tía sentía hacia su gemelo. Y también por saber qué había sucedido con las cartas aunque no se animaba a decirle nada de esto a su tía. No quería lastimarla por más que supiera que le podía estar escondiendo cosas porque después de todo eran su tía junto con Blue, las únicas que siempre la habían acompañado desde que había nacido. Por ello, sentía mucha estima hacia su tía.  

Muchas veces, Morgiana recordaba con anhelo la vez que había visto a su padre. Y se arrepentía mucho por no haber hablado más con él e insistirle para compartir algo juntos. Pero, también recordaba los sentimientos que la habían embargado y pensaba que quizá le hubiera sido imposible. Aun así, odiaba no haberle hecho prometer que la visitaría o que le mandaría señales de vida. Luego de ese encuentro, Mor no había vuelto a saber más nada de su padre. Y si no fuera porque su hermano también la había abandonado en esos momentos hubiera estado más pendiente en pensar que extrañaba a su padre. Quizá extrañaba tanto a su hermano porque siempre habían estado juntos y de repente se habían visto desunidos y ya casi ni hablaban.  

En su zona, era muy sabido que Mogiana salía a cazar con su loba Blue. Muchas veces habían sido vistas cazando pero más se podía apreciar el que luego iban a intercambiar lo que cazaban. Siempre lo intercambiaban con otros vecinos que producían otros tipos de productos y que podrían serle de utilidad a su familia. Morgiana y Blue desde siempre habían tenido cierta afición por la caza pero recién cuando sus hermanos las habían abandonado habían empezado a adoptar esa práctica. Morgiana sabía que su hermano rechazaba la caza pero justamente no quería hacer cosas que el aprobara. Además de que por supuesto, le había encontrado cierta utilidad. Por suerte para ella, su tía Nanami no tenía ningún problema en que hiciera ese tipo cosas.

Esta misma práctica le traería problemas a Morgiana. Principalmente en algo que le pasaría a los 18 años de edad. Era también conocido el que ella era una dragun y había muchas personas que desearían tener una de estas criaturas que además venía incluida con una loba bien cuidada. Cuando Morgiana salía a cazar, no tenía mucho cuidado ya que después de todo, ella y Blue las cazadoras y depredadoras. Lo demás eran presas que capturarían. Eso era lo que pensaba Morgina cuando se encontraba cazando con su amiga Blue.  

Ninguna de las dos se había dado cuenta en un principio de que había otros sujetos en la parte donde estaban cazando. ¿Sería que se habían ocultado apropósito buscando a ambas chicas? Aun así, en la primera ocasión Blue se había percatado de que había un “peligro” en ese sector y había armado tal alboroto que con Morgiana se iban a retirar porque después de todo, así hasta ahuyentaba hasta a las posibles presas. Morgiana no se sentía molesta hacia su loba negra sino que le parecía extraño. Blue nunca se comportaba de esa manera.

Esa noche, en la cena, Morgiana notaba que su tía no se encontraba muy agradable. A decir verdad, desde que Mor le había preguntado por Ryu, Nanami no había vuelto a ser la misma tía dulce que era desde que la pelirroja tenía memoria. - ¿Has vuelto a ver a tu padre? - Quiso saber la tía tomando de manera desprevenida a su sobrina. - No, no ha vuelto y tampoco lo busqué. - Señalo la sobrina. Y agregó a continuación: - Dijo que te escribiría tía y que te escribió. - Mintió en parte y aprovechó para agregar algo de verdad en esa cuestión que no se animaba a pronunciar. Su tía rompió en carcajadas sonoras y algo prolongadas. - JAJAJAJAJAJAJAJA - Morgiana no lo tomó bien por más que se sentía aliviada al ver que su tía no le había gritado al menos hasta ahora. Pero esa risa mucho no le gustaba. - Ay sobrina, ya estás grande para creerte esas cosas. Cuando eras más niña lo comprendía pero ahora tienes 18 años. Es más, pensaba que después de haber escuchado las mentiras que tu habrá dicho terminarías de comprender cómo es él en realidad. La verdad, nunca quise llenarles la cabeza a ti a tu hermano prefería que se dieran cuenta ustedes mismo. Y por lo visto tu hermano lo comprendió pero tú no. Deberías pensarlo Morgiana. Aunque si no lo buscaste quizá ya tampoco crees en la posible bondad de tu padre. Él se fue porque prefería vivir con su esposa, cuando ella murió no quería saber nada de cuidar a sus hijos. ¿Es tan difícil entender que no le importamos - Morgiana se quedó atónita luego de escuchar a su tía y le sorprendía tanto que de repente hubiera reaccionado de esa manera. - ¿Él te ha escrito y te ha dicho algo que no te gustara? - Morgiana miraba a su tía cada vez la sorprendía más. - ÉLNUNCA ME ESCRIBIÓ NADA. -Le dio a entender Nanami a Morgiana. - Y a ti tampoco. Con su ausencia de 18 años te debería bastar. Quizá con la ausensia de Muu ahora sepas cómo me siento… - Continuó Nanami que ya no podía seguir guardando lo que sentía. - Quizá hasta conoció alguna mujer. Jajaja. Se fue para no volver, al igual que tu padre. - Comentaba la tía un poco divertida y observando a Morgiana que se encontraba con ganas de desaparecer de la sala. No entendía por qué su tía estaba tan distinta, por qué se reía tanto de esas cosas pero finalmente su tía la terminó dejando sola en la sala.

Era que Nanami ya no soportaba guardarse todo ese resentimiento que había concentrado durante tanto tiempo. Nadie podría aguantarlo. Ya no podía seguir siendo la tía preocupaba que se preocupaba por sus sobrinos sino que  en su lugar daba lugar a ese aspecto retorcido o trastornado de ella que ya no podía seguir escondiendo. Al principio, ella había optado cuidar de sus sobrinos pero más que nada para quitarle a Ryu lo único que le quedaba aparte de que tendría la oportunidad de cuidar de niños. La tía ya no podía seguir mostrando algo que no sentía y había comprendido. No tan precisamente pero entendía que su padre y su tía habían tenido problemas muy graves que los había afectado a ambos. Morgiana sentía mucha pena por su tía a pesar de que había dicho cosas que le dolían demasiado y que había estado pensando.

Luego de aquél suceso, Morgiana había intentado evitar a su tía aunque de todas formas Nanami la buscaba y le hacía comentarios referidos a su padre y su hermano. Morgiana estaba cada vez más segura que su tía no estaba bien psicológicamente y le dolía demasiado pensar así de ella. Pero no entendía por qué era insistente en un tema que Morgiana había dejado de lado y del qué sólo una vez le había consultado ya que en la segunda vez había sido su tía la que había dado pie a la conversación.

De esta manera estaban las cosas con su tía cuando sucedió lo que Blue temía. Aunque en esta ocasión la loba no había sentido nada. ¿Sería que ya habían tomado las medidas necesarias para que no fueran ni detectados ni por la loba ni por la dragun? Se encontraban cazando y desprevenidas se había topado con que ellas ya no eran más las depredadoras, sino todo lo contrario, se habían convertido en las presas de unos tratantes de esclavos.




Apodos: Mor, Morgi.

Trabajo: Cazadora.

Reino de Residencia: Reino del Infierno, Nightmare.

Gustos y Disgustos:

Gustos
Aprecia mucho la nieve y el frío que son característicos de su hogar. Más que el frío le gusta ver nevar y que se cubra el suelo de un manto blanco de nieve.
Los lobos son muy buenos compañeros para ella. En especial su loba Blue. Con ellos se entiende muy bien y pasa mucho tiempo jugando y conversando.
No le molesta estar sola pero estando con alguien lo pasa mejor. Por ejemplo la compañía de su tía y de hermano le es muy grata. Especialmente la de este último aunque no sabe exactamente por qué. Lo adjudica a que es su hermano mayor.
Se entretiene decorando sus brazos y piernas con cadenas y/o pulseras. Cualquiera podría llegar a pensar que es simple coquetería de una niña pero tiene su motivo simbólico.
Los colores color rojo y fucsia son muy importantes para ella. No recuerda a su madre porque esta murió cuando la dio a luz pero sabe muy bien que su color de cabello y de ojos fueron heredados de parte de su madre. Y siendo así les tiene un cariño especial.

Disgustos
Le disgusta mucho ver sufrir a sus más cercanos. Como ella quiere lo mejor para ellos lo pasa muy mal cuando estos se sienten mal, sufren o no consiguen lo que buscan.
Le pone mal saber que no pudo conocer a su madre y peor le es aún saber que esta murió cuando la dio a luz.
Que su tía o su hermano se preocupen mucho por ella y por eso trata de causarles pocos o ningún problema.
Que su padre los haya abandonado aunque es consciente que quizá haya una buena razón.
La vestimenta que no le es cómoda.
Que su tía y su padre tengan enormes diferencias.
Que su hermano Muu haya partido al igual que su padre.

Habilidades y Debilidades:

Habilidades generales de la raza dragun:
En su forma de dragun, Morgiana posee las habilidades que tienen los reptiles. No sucede así cuando conserva su aspecto humano.
Con su lengua bífida se le facilita la termo recepción y puede identificar los cambios en la temperatura así como la percepción de olores.
Es capaz de detectar vibraciones y sonidos de una baja frecuencia que siente a través de la tierra, el agua o aire. Pero estas vibraciones y sonidos tienen que estar dentro de los 500 metros cuadrados ubicándose Morgiana en el centro.
También, al igual que los reptiles, posee la capacidad de ser veloz cuando corre y cuando trepa. Además puede ser una buena nadadora y planear muy bien en el aire así como saltar. Su cola, también puede servirle para impulsarse.
Su piel con escamas que es característica común de cualquier dragun cumple la función, debido a su dureza similar a la del hierro, de proteger el cuerpo de Morgiana. Pero sucede que hay algunas partes de su cuerpo donde las escamas son más blandas o bien casi no hay como por ejemplo en su rostro o en articulaciones.
Puede adaptar el color de su piel y escamas al color del ambiente que la rodea pero debe quedarse quieta y concentrarse para no perder el color que se requiere.

Elemento Fuego:
como todo dragún, puede manejar un elemento y en su caso es el fuego. Puede hacer pequeñas bolas de este elemento que llegan a medir 20 centímetros de diámetro como mucho y que si no entran rápidamente en contacto con algo inflamable se apagan a los pocos segundos.

Habilidades físicas:
Agilidad y patadas fuertes. Desde muy joven, Morgiana se ha entrenado físicamente junto a su loba Blue y ha logrado convertirse en una joven muy ágil. Aunque esto es acorde a su condición física y alimentación por lo que al llevar mucho tiempo ejerciendo su agilidad se termina cansando o bien si no se alimenta se cansa más rápido. También ha aprendido a dar patadas y a concentrar la fuerza en sus pies para lograr romper objetos que una persona normal no podría. Por ejemplo, también podría llegar a destruir el suelo dejando una especie de cráter  de 3 metros de diámetro y de 30 centímetros en el centro hasta llegar casi nula su profundidad cuando llega al límite del diámetro.


Armas, Objetos y/o Accesorios:
- No utiliza ningún arma en especial ya que prefiere y se le hace más cómodo realizar sus tareas con sus propias manos.
- Tiene varias pulseras, aros y collares que le encanta usar y son por lo general de color dorado con alguna piedra roja similar al color de su cabello.


Extras, Curiosidades y/o Manías:
En las tardes sale a cazar con su loba Blue con la intención de consumir lo que capturen o bien para intercambiarlo por otros bienes que podrían necesitar.
Se siente muy atraída hacía su hermano mayor aunque intenta convencerse que es lo que cualquier hermana pequeña siente hacia su hermano más grande.
Teme el poder llegar a sentir lo que su tía siente hacia su gemelo.
Se siente loba aunque sea una dragun. Pero es lo que genera el estar siempre con su hermana loba Blue.



Morgiana • Magi: The Labyrinth of Magic!


Última edición por Morgiana el Sáb Sep 13, 2014 1:08 pm, editado 2 veces
avatar
Morgiana Dragares


Raza : Dragun
Mensajes : 18
Fecha de inscripción : 07/09/2014

Volver arriba Ir abajo

Re: Ficha de Morgiana

Mensaje por Keit Scodelario el Vie Sep 12, 2014 12:08 pm


En construcción
Postea a continuación cuando hayas terminado la ficha.

avatar
Keit Scodelario


Raza : Híbrido {Deidad de la oscuridad | Vampiro }
Mensajes : 61
Fecha de inscripción : 19/05/2014

Volver arriba Ir abajo

Re: Ficha de Morgiana

Mensaje por Morgiana Dragares el Vie Sep 12, 2014 11:02 pm

Ficha terminada y lista para ser corregida.^^
avatar
Morgiana Dragares


Raza : Dragun
Mensajes : 18
Fecha de inscripción : 07/09/2014

Volver arriba Ir abajo

Re: Ficha de Morgiana

Mensaje por Vita el Sáb Sep 13, 2014 2:06 am


Ficha en Espera

♦ Habilidades generales de la raza dragun. Aquí solo hay habilidades, se deben agregar las debilidades y limites. ¿Hasta donde es capaz de detectar vibraciones y sonidos? ¿Que tan resistente es su escudo? No existe ataque ni defensa perfecta.

♦ Postea cuando tengas terminada la ficha.
avatar
Vita
Admin


Raza : Deorum | Diosa de la vida
Mensajes : 195
Fecha de inscripción : 18/05/2014

http://strangeland.foroactivo.com.es

Volver arriba Ir abajo

Re: Ficha de Morgiana

Mensaje por Morgiana Dragares el Sáb Sep 13, 2014 1:09 pm

Creo que la ficha ya está completa.
avatar
Morgiana Dragares


Raza : Dragun
Mensajes : 18
Fecha de inscripción : 07/09/2014

Volver arriba Ir abajo

Re: Ficha de Morgiana

Mensaje por Vita el Sáb Sep 13, 2014 4:46 pm


Ficha Aceptada
Te damos la bienvenida al foro, a partir de aquí eres oficialmente parte del mundo de Strange Land, esperamos que te diviertas mucho en tu estadía.
♦ No olvides pasar por los registros.
♦ Entra al chatbox, abre temas libres y conoce a mas usuarios.
♦ Rolea y diviértete.
avatar
Vita
Admin


Raza : Deorum | Diosa de la vida
Mensajes : 195
Fecha de inscripción : 18/05/2014

http://strangeland.foroactivo.com.es

Volver arriba Ir abajo

Re: Ficha de Morgiana

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.