Últimos temas
» The Soom Council ★ Af. Élite (cambio de botón)
Jue Nov 13, 2014 4:12 pm por Vita

» It's Insel der Lust « ÉLITE » (Amo x Esclavo)
Jue Nov 13, 2014 4:04 pm por Vita

» Khanes of war (Afiliación Élite )
Jue Nov 13, 2014 3:47 pm por Vita

» Afiliación Normal a The Walking Dead
Jue Nov 13, 2014 3:44 pm por Vita

» Game of Deities [Élite]
Jue Nov 13, 2014 3:37 pm por Vita

» Breaking the habit | Foro de mafias | Asiático NUEVO.[normal]
Jue Nov 13, 2014 3:30 pm por Vita

» ■ Animas Demonum. [Afiliación NORMAL]
Jue Nov 13, 2014 3:25 pm por Vita

» Shinobi Gaiden [Afiliación Hermana]
Jue Nov 13, 2014 3:22 pm por Vita

» Pets World Afiliación de Élite [Confirmación]
Jue Nov 13, 2014 3:18 pm por Vita

» ficha de allen
Dom Nov 09, 2014 7:58 pm por alan etcheto

» Trick and treat ~ {Muu & Arya}
Jue Oct 30, 2014 3:48 pm por Nemesis

» Se busca Rol y Cortezanos/as
Lun Oct 27, 2014 6:49 pm por Ness Lavrov

» {Trick and Treat} !Sorpresa! Un evento en medio del bosque [Alister & Morgiana]
Lun Oct 27, 2014 9:48 am por Eventos

» Tres vueltas de llave [Privado]
Miér Oct 22, 2014 5:43 pm por Odette Ysfx

» IT'S RECKLESS U N I V E R S I T Y {Confirmación}
Miér Oct 22, 2014 2:24 pm por Keit Scodelario

♚ Afiliaciones Hermanas ♚
♚ Afiliaciones Élite ♚

Tres vueltas de llave [Privado]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Tres vueltas de llave [Privado]

Mensaje por Odette Ysfx el Jue Sep 25, 2014 9:41 pm


¿Cuándo había sido su última vez?
Diría que hace años.
La última vez que alguien había dado cuerda para devolverle ese característico rosado a las mejillas de la muñeca.
Hell era un lugar increíble, todo parecía nuevo, cada flor que crecía, una no se parecía a la otra, constantemente se descubrirían nuevas criaturas y vegetación, todo era salvaje. Era difícil comprender como en un lugar selvático como ese residía aquella maleta.
Alguien debería de haberla dejado allí, sabe quién hace cuánto tiempo.
El pantano se extendía hasta donde la vista llegaba, el agua parecía más cristalina que en otros lugares de Hell, y los árboles se cubrían de un musgo verde brillante, allí, a los pies de un árbol de amplia copa se ubicaba aquella maleta casi cubierta por las raíces del árbol en el que descansaba.
Dentro, solo había una muñeca medio empolvada y una llave olvidada.
Como reaccionaría esta vez Odette, era un misterio.
Cada vez que habría los ojos se encontraba con una cosa diferente, y antes de poder practicar siquiera caminar correctamente, volvía a caer desplomada para empezar nuevamente aquél ciclo de salir de su caja, dar unos cuantos pasos, cruzar unas pocas palabras y volver a ese letargo.
¿Cual sería su reacción esta vez?
¿Llegaría a concretar un contrato?
¿Darían más de una vuelta a su llave?


Última edición por Odette Ysfx el Lun Oct 06, 2014 7:11 am, editado 1 vez
avatar
Odette Ysfx


Raza : Doll
Mensajes : 17
Fecha de inscripción : 20/09/2014
Localización : Hell

Volver arriba Ir abajo

Re: Tres vueltas de llave [Privado]

Mensaje por Nine & Twelve el Mar Sep 30, 2014 9:48 am

Era un recontó alejado del resto del mundo, donde la civilización no existía e invadido por la naturaleza revelaban el verdadero estado precario del hombre, el mundo nunca había sido ni seria suyo, y a través de su historia, habían podido presenciar cómo les era arrebatado no en una, sino diferentes ocasiones, la ultima había sido particularmente catastrófica, dejando tras suyo una cantidad de caos y destrucción nunca antes visto por la humanidad o cualquiera de las otras criaturas que hubiesen habitado el mundo, como prueba de ello, el mundo actual era en su mayoría inhabitable, salvo por una porción de tierra cuyos habitantes solían llamar ‘End’, un estado pasajero tal vez, pero en el cual mientras tanto se desarrollaba una sociedad incluso más caótica que la del ser humano, una potencial bomba de tiempo, en la cual la arrogancia, la política y el poder se juntaban con distintas ideologías y razas, aun mas incapaces de superar sus diferencias, y en donde el odio de las generaciones pasadas permanecía, creciendo cada vez más, planteándose cada vez mas objetivos y generando retoños con cada día, cada hora y segundo que transcurría, un mundo en donde la discordia, por debajo de la mesa, aun era ley.

Para aquel momento corría la época de invierno, los primeros días del año, el cielo azul de diario había desaparecido, en cambio, era sustituido por uno gris veteado en tonalidades negras, en cierto modo, recordando el humo remanente de las llamas que a diario consumían al mundo y su sociedad, o al menos era así como lo apreciaban los dos jóvenes que curiosamente solían usar nombres de números, Nine & Twelve, Nueve y Doce, ambos, aquel día se hallaban mas allá de lo que alguna vez pudieran haber estado de su país natal, el ‘pacifico’ país de Amnesty en donde esta mas que una responsabilidad, parecía una ley, ley que vendaba los ojos de muchas personas. Como pudiera ser extraño, ambos jóvenes avanzaban entre la maleza de un espeso bosque, inhóspito en ciertos aspectos, desprovisto de toda vida humana u consciente, y como resultaría obvio, lleno de altos arboles que como característica general poseían grandes copas, prosperas, y que con sus hojas frenaban el paso de la luz generando una lúgubre, pero a su gusto agradable, sombra sombre todo lo que se hallaba debajo de ellos, un par de cientos de hectáreas, criaturas extrañas, y en aquella ocasión los dos individuos. Su razón para concurrir aquel lugar era bastante partículas, ambos poseedores de mentes astutas, llevaban consigo una gran curiosidad y deseo del saber, aritmética, física, biología y en aquella ocasión, química mágica, o como ellos solían teorizarla, pues como hacían en esa ocasión, solían combinar los principios místicos con los científicos, producto de aquello, la flor que en tonalidades purpura-carmesí y de apariencia plumífera colgaba de la mochila llena de otras decenas iguales en la espalda del más bajo de los dos jóvenes.

Corrían con suerte en aquel día pues, pese a lo exótico del camino eran pocos los percances que se habían presentado en el, uno de ellos, una criatura de enorme tamaño y características similares a las de un león, oso pardo y elefante combinados, a la cual acababan de asesinar sin demasiada dificultad, todo pintaba de la mejor forma pues, incluso a aquellas alturas, estaban cerca de su regreso, evento que no sucedería antes de sacarle el mayor provecho a su viaje, como resultado, de los dos el más alto, Nine, tomo cartas al momento de examinar a la bestia.

- ¿Estas seguro de eso Nine? – pregunto el menor de los dos.

- Si, no hay señales de experimentación u algo por el estilo. La criatura es genuina – respondió.

- Woah… entonces es verdad lo que dicen. Hell está lleno de cosas raras – menciono sorprendido.

- Mas que raras… yo diría que interesantes – insto en contraposición el pelinegro mientras se colocaba de pie – Vamos tenemos que irnos, tal vez si encontramos otra criatura de estas mas adelantes podamos llevárnosla… esta está muy lejos y muy pesada como para traerla, sería peligroso – culmino, a lo que no encontró respuesta, cosa que le extraño y que lo llevo a darse de vuelta, solo para encontrar a su hermano no sanguíneo unos doce metros mas adelante, provocando en su rostro una reacción de curiosidad - ¿¡Twelve que haces por allá!? - exclamo alzando su voz.

- ¡ Ven a ver ! - dijo en respuesta el castaño, cosa que movió a su hermano hasta él.

- ¿Que sucede? - pronuncio Nine, mas para el momento en que llego la respuesta se hizo obvia, pues, frente a su hermano, entre las raíces de un árbol, yacía una maleta abierta, y en su interior, una persona, o mas bien, una muñeca tan finamente hecha que daba la sensación de ser real.

- Mira Nine... es una muñeca de cuerda - señalo Twelve sosteniendo en su mano la llave que al abrir la maleta había encontrado.

Lo que se encontraba frente a sus ojos solo podía describirse como fantástico, protegida entre las raíces de un árbol en medio de un pantano a la mitad de Hell, encerrada en una maleta que producto del tiempo comenzaba a hacerse parte del bosque ¿Cuanto tiempo habría sido? ¿Años tal vez? la fémina en forma de muñeca, o la muñeca en forma de fémina descansaba con sus ojos cerrados y una expresión tan apacible que daría la sensación de estar durmiendo, su piel era blanca y daba la sensación de ser tersa, sus cabellos color oro caían sobre su cabeza y con su largo bañaban una buena parte de su cuerpo, que delgado y precoz estaba vestido con ropas dignas de un miembro de la nobleza ¿Como podría describírsele? mas que con la palabra belleza. Allí, en lo mas profundo de su dañado corazón, mientras la observaba descansar, deseo que estuviese viva para poderla amar.

- ¿Que dices? ¿Le doy cuerda? A ver que sucede ... - pronuncio el de cabellos castaños.

- ¿Una muñeca? ... Porque no - respondió.

Primero la tomo y sentó con delicadeza, al tacto, la sensación que llevaba era... cuanto menos extraña, y esto se debía a que pese a ser una muñeca se palpaba como a un ser humano, precisamente por ello al momento de buscar donde colocar la llave la sintió con extremo cuidado y hasta vergüenza, visto aquello Nine reacciono extrañado.

- ¿Qué haces? ¿Porque estás...? - pronuncio.

- Yo, este.... ¡mira! un collar - respondió un tanto alterado Twelve, confuso por la sensación que, en sí, producía tocar a la muñeca.

- Tiene algo inscrito ¿Qué dice? - insto ante la observación del otro.

- 'Tómame' dice – contesto con un tono más sosegado.

Tras pronunciar aquellas palabras finalmente encontró lo que buscaba, en la espalda de la muñeca, un orificio con mecanismo a modo de llave, en la cual introdujo la que llevaba en su mano, girándola hasta completar tres vueltas, momento en el cual se dio la aparición de un pequeño click.
avatar
Nine & Twelve


Mensajes : 17
Fecha de inscripción : 12/09/2014

Volver arriba Ir abajo

Re: Tres vueltas de llave [Privado]

Mensaje por Odette Ysfx el Miér Oct 01, 2014 9:34 pm

Unlock

Tantos años dormida. Sumida en sueños. En un sueño interminable, con recuerdos confusos y voces misteriosas.

Nuevamente, alguien le llamaba. Le devolvía la vida por efímeros momentos. Odette no recordaría lo que estaba soñando, pero sí tendría muy presente que aquél sueño era uno de los más placenteros y que se sentía segura y suavecita en su maletita de terciopelo.

Como sea, Odette abrió los ojos en seco. Sus enormes ojos azules se toparon con un rostro, pero las cosas aún parecían pesadas en su cabeza, su cuerpo comenzaba a moverse de a partes y los engranajes de su cuerpo hacían los típicos ruidos como si les faltara aceite. Fue cuestión de segundos para que la muñeca pudiera recuperarse por completo y mover mínimamente las piernas, que para su sorpresa estaban apoyadas sobre algo suave, bastante suave.

Volvía a notar la humedad de aquél paraje, la última vez que la despertaron la tiraron al suelo como si nada, pero ella ya había vuelto a su preciada maleta. Había dos cosas que ella adoraba. Su padre y su maleta. Los únicos que podían hacerle sentir segura y apartada de todo lo demás, su salvación y los únicos lugares donde se sentía en paz.

-Ah…-La muñeca bostezó mientras comenzaba a restregarse ambos ojos, solo para comenzar la cantinela habitual –No soy un juguete, ¿Sabes? Así que si vas a fastidiarme, puedes devolverme nuevamente a mi maleta, ¿Por favor?-las palabras salieron tan naturalmente de su boca mientras pasaba a observar hacia arriba dándose cuenta de su posición, sus cristalinos ojos se toparon con unos ojos almendrados y algo que según ella, sería llena de curiosidad, pero seguramente se trataría de repulsión. Ambos brazos estuvieron por intentar tocar su rostro, pero rápidamente los retrajo para poner la mirada en blanco.

Eran pocas las veces en las que alguien medianamente normal le despertaba, y en esas ocasiones, no duraba más que tres vueltas de llave para que se aburrieran de ella, pero esa situación parecía ser levemente diferente. También había otra persona, Odette los miró a ambos con muchísima duda antes de agitar los brazos a ambos lados –Quiero bajar-ordenó cuando comenzaba a mover las piernas torpemente sobre las de aquél desconocido, casi cayendo, pero tomándose de su ropa para no dejarse caer y ahogar un grito de sorpresa.  Tampoco es que quisiera ensuciarse los zapatos. No. De hecho estaba perfecta ahí donde estaba, así que se tomó con más fuerza a los ropajes de la persona que aparentemente había dado las vueltas a su llave, no sin antes agachar la cabeza con suavidad para ocultar un pequeño sonrojo. Claro, aquello era algo muy privado, a pesar de que tantos otros antes habían dado cuerda de ella en busca de diversión.

[Cuerda: 1/6]
avatar
Odette Ysfx


Raza : Doll
Mensajes : 17
Fecha de inscripción : 20/09/2014
Localización : Hell

Volver arriba Ir abajo

Re: Tres vueltas de llave [Privado]

Mensaje por Nine & Twelve el Sáb Oct 04, 2014 6:32 pm


- Sucedió de la nada, tan repentinamente que no pudo resguardarse, una vez que aquellos grandes ojos azulados se abrieron clavándose desconsideradamente en su rostro no logro contener su sorpresa, emitiendo al momento un pequeño sonido desde lo profundo de su garganta, no era que no lo esperase, sin embargo resulto más impactante de lo que pudiese haber imaginado antes, aquellos ojos que estaban hecho de lo que el chico suponía era cristal resultaban ser mas vividos de los que en algunas ocasiones le mostraba su hermano Nine, desconcertante ciertamente, aquellos, en su rostro despertaron una expresión de cohibición tras la cual no pudo evitar apartar la mirada, en cambio, busco refugiarse en la de su hermano, buscando tal vez alguna reacción de su parte.

- Abrió los ojos – le comento desde atrás una vez vio las reacción de la muñeca, sus ojos fijos y el sonido de sus engranajes, ciertamente era una muñeca, una muñeca inusualmente bien hecha.

- Cuando comenzó a sentir los movimiento se exalto, sobre sus piernas la pequeña criatura comenzaba a generar patrones con sus brazos y piernas propios de la reacción de una persona, una vez el primer sonido fue expedido desde los labios de la chica a modo de bostezo, el castaño recibió una sorpresa tan grande que cayó sobre su espalda, golpeándose con las raíces del árbol su cabeza.

- ¡Twelve ! – exclamo Nine desde su sitio, avanzando un paso para acercarse a su hermano y deteniéndose en el acto al ver como este, precipitando su preocupación, extendía el brazo hacia arriba indicándole que se detuviese con la mano, una vez desvió la mirada hacia la muñeca la figura de una fémina reflejándose en sus anteojos la suplanto. Con un agudo dolor en la cabeza, el húmedo sentimiento del pantano en su espalda y la inusual figura de una criatura sobre él, Twelve mantenía en alto su mano, firme, por su hermano, para evitar su preocupación, había sido mínimo, pequeño en verdad, el golpe no era nada y el dolor se iría en unos momentos, consciente de ello, estaba más alegre por no haber hecho caer la muñeca, que a diferencia de él apenas habría sentido un temblor.

- Las primeras palabras que articulo rápidamente se convirtieron en una frase y luego en una oración, inusualmente natural fluían desde sus labios como si fuese, más que normal, algo en lo que era bueno. Agudas, más de lo que pudiesen esperar incluso de un extraño, parecía hasta ¿ofendida? Ante ello Twelve reacciono, intento hacerlo, gemidos sin sentido apenas audibles salieron de su boca mientras trataba de decir algo, formular alguna palabra, intentos que cesaron una vez los ojos de la fémina se fijaron en él. Profundos, silenciosos y celestes como el cielo, eran llenos de vida y desprendían un aura de calma, que a su vez tenia la desesperante necesidad de salir, se toparon con los suyos, en un proceso simbiótico que pretendía penetrar el alma del otro, era indescriptiblemente placentero, pero a la vez aterrador ¿Si seguía viendo en su interior de esa forma quien sabe que descubriría? Así para ambos. Las manos de la chica comenzaron a aproximarse a su rostro, impulsado por el momento inclino levemente el rostro hacia delante, mas antes de que pudiera entrar en contacto con los pálidos dedos de la chica, esta se detuvo, devolviéndolos a su lugar y apartando su mirada. Apenas  sintió alejarse su mirada Twelve volvió a ser consciente de sí mismo, dibujándose en su rostro un pequeño rubor por lo que acababa de experimentar, mas aun cuando la voz de esta se hizo presente, esta vez, pidiendo bajar de donde se encontraba – Okey – respondió entrecortado. Solo para presenciar como la chica, dispuesta a cumplir sus deseos, termino por aferrarse a sus ropas en un intento por no resbalarse hacia el lodo, acción que genero en él el impulso de cogerla levantando sus brazos y colocándolas a su alrededor, sin llegar a tocarla, pero en el proceso acercándolas lo suficiente como para sentir su presencia - ¿Estás bien? – pregunto, viendo como la chica ocultaba la mirada de él.

avatar
Nine & Twelve


Mensajes : 17
Fecha de inscripción : 12/09/2014

Volver arriba Ir abajo

Re: Tres vueltas de llave [Privado]

Mensaje por Odette Ysfx el Sáb Oct 04, 2014 10:39 pm

-Pero por supuesto que estoy bien-respondería orgullosa mientras movía mecánicamente aquella mano de dudoso material para arreglarse algunos cabellos rubios que habían caído en su rostro e impedían que ella pudiera ver mejor a quien le había dado cuerda por aparente casualidad.

¿Qué haría? Explicarle todo sería muy tedioso. Los términos de su contrato eran algo inaceptable, inaceptable ser controlada, inaceptable recibir ordenes, inaceptable ¡Todo era inaceptable! Odette chasqueó la lengua mientras se llevaba una mano a la boca para morder, sin poner mucha presión, una uña.

Volvió la mirada al segundo individuo, analizó sus vestimentas preguntándose que clase de ropa era esa y en qué época estaban, la verdad que se sentía completamente desorientada en espacio y tiempo, también había desconocido esos detalles momentos anteriores, en los que fue de igual manera despertada por las tres vueltas de llave en su espalda. Su diestra acarició el suave vestido, sobre donde debería estar su corazón, en ocasiones podía imaginar como si tuviera uno y creía oír latidos.
Con increíble parsimonia la muñeca se acomodó en la punta su nuevo asiento humano, preparándose para hablar, aclarando su voz un segundo-No quiero ningún tipo de contrato, así que, ¿Podrías volver a dejarme donde me encontraste?-el tono de la muñeca parecía calmado y hasta podría asegurar que delicado.

Volvió su vista por un segundo a la maleta, y al papel que contenía esta.

No, ni el ni nadie estarían a la altura para ser sus amos. Por un segundo, colocó las manos alrededor de aquél collar que apresaba su delicado cuello, ¿Podría librarse de aquellas ataduras una vez que tuviera amo? O solo explotaría... ¡Boom!
[Cuerda: 2/6]
avatar
Odette Ysfx


Raza : Doll
Mensajes : 17
Fecha de inscripción : 20/09/2014
Localización : Hell

Volver arriba Ir abajo

Re: Tres vueltas de llave [Privado]

Mensaje por Nine & Twelve el Lun Oct 13, 2014 2:41 pm

Contesto con bravía, orgullo, podría decirse que incluso con disgusto, desde el primer instante la aparente muñeca de cabellos dorados había estado derramando carisma, uno mayor incluso que el de los chicas, podría decirse, que de entrada la chica era todo un personaje. Luego de dar respuesta a la preocupada reacción del castaño, la chica no tardo –valga la ironia- tras darse toda la cachaza que pudo, en dirigir sus próximas palabras a ambos chicos, esta vez, pidiendo volver a su maleta.

Si quieres volver a tu maleta nadie te lo impide – indico Nine con sobriedad, mientras proyectaba su mirada a la chica a través del cristal de sus lentes.

- Nine – respondió casi al instante en que los labios del pelinegro se detuvieron, volcando su mirada sobre él y con ella la preocupación por las palabras que acababa de decir.

- No nos concierne Twelve… ya hicimos lo que vinimos a hacer, ahora hay que irnos – sentencio a su hermano, volteando su cuerpo de tal manera que quedase de perfil a él – Ahora déjala y vámonos – culmino.

A las palabras de su hermano bajo la mirada, era cierto, no estaban allí para algo tan trivial, mas no podía evitar que aquella misteriosa criatura le llamase la atención ¿Qué lograría quedándose allí, con ella? Después de todo, tal vez, terminaba siendo una simple muñeca ¿llevársela? Tal vez sería incluso una pérdida de tiempo, llevado por las palabras de su hermano, pensó en dejarla y, si tenía suerte, mientras caminaba no estar tentado a volver su vista hacia ella, fue cuando, tentado por no olvidar la belleza de la misma, dirigió una mirada furtiva a su rostro, que vio como sus orbes celestes se fijaban con relativo interés en un punto, guiado por los de ella, proyecto la suya hasta la maleta encontrando en ella algo curioso: una nota. Volvió al momento su mirada al rostro de la muñeca y fugaz un impulso recorrió su cuerpo.

- La maleta – dijo el castaño con inusitada seriedad, esperando que aquello cambiara su decisión de actuar, desinhibido por un momento, tomo a la pequeña fémina por debajo de sus brazos y, mientras él mismo trataba de erguirse, la levanto para dejarla sobre sus pies y, a poco más de un metro, extender su cuerpo hasta la maleta estirando su brazo para coger la nota que sobresalía ligeramente desde un bolsillo interior, la observo por un momento y volvió su mirada a la chica, replicándola luego hacia Nine – Es una nota – indico, para volver a la nota, en ella, se apuntaban una serie de inscripciones con caligrafía antigua.

Contenido de la Nota:
Odette es su nombre, o el que ella misma se ha dado, no es una muñeca, pero ciertamente tiene el cuerpo de una….

Tres vueltas de llave de aquel que no posee relación con ella le darán vida, por un corto periodo de tiempo, pero lo suficiente como para aburriste de ella.

¿Quieres más? Pues ten cuidado, porque una vez realices el contrato, será tuya, tal vez por más tiempo del que desees.

REGLAS DEL CONTRATO ← ponía en grande la nota

¿Cómo contratar? Dependiendo del tipo de persona que seas será fácil o difícil, sin embargo, no importa que puedas argumentar es un hecho simple, uno que vino a tu cabeza apenas la viste, un beso en sus labios hacia los tuyos, un acto tan simple y carnal, pero que acelera tu corazón a niveles inusitados. Y es algo que no puedes negar. El mismo entrelaza las almas del contratante y Odette, como un hilo invisible que los une, uno que puede estirarse o contraerse, pero nunca romperse, convirtiéndote en su amo, mas no significa que no la puedas abandonar, solo que, incluso si lo haces, su unión te seguirá hasta la muerte, y quien sabe, tal vez incluso al mas allá.

Como su amo ella estará obligada a seguir tus órdenes, mas no significa que lo haga dócilmente, o incluso quiera hacerlo, como un individuo ella es libre de hacer lo que quiera, incluso volar en pedazos, pero claro, cada uno de sus caprichos se verán reprendidos, y ten en cuenta que no serán pocos, así que... prepárate.

- Una vez leída la mayor parte de la nota, al final, se leía con una caligrafía diferente, probablemente producto del apuro y una calidad de tinta más baja. ↓

¿Crees que eres capaz? ¿Qué eres digno? Porque yo no, sin embargo no me puedo quedar con ella, así que aquí la tienes, disfrútala, pero pobre de ti…. Si llegas a hacerla enojar.

Leyó la nota en silencio y una vez culmino la arrugo en su mano, su rostro se notaba ligeramente enrojecido y su respiración estaba ligeramente acelerada, como si acabase de venir corriendo de algún lado, apenas volteo su rostro hacia la chica una gota de sudor recorrió su sien ¿Acaso aquel pensamiento fugaz se estaba convirtiendo en un impulso? Miro a Nine, quien al momento noto la extrañes en la expresión de su hermano, luego ambos proyectaron su mirada en la chica, en la mente de ambos un pensamiento relacionado a lo escrito en el papel comenzó a florecer, pero solo uno de ellos sabia su contenido.

- Twelve – exclamo Nine con preocupación cuando el castaño volcó su mirada sobre la fémina de cabellos dorados, ella seguramente sabría lo que decía la nota, era probablemente lo más certero en los pensamientos que concurrían la mente de ambos.

Apretó su puño con el papel en la mano, firme, elevo su diestra hacia el rostro de la chica, rozo su mejilla con los dedos índice y anular, y luego coloco el pulgar sobre la barbilla, lentamente se acerco hasta estar a unos 20 cm, vacilo, por un momento, inmerso en la complejidad de aquellos orbes azules que daban forma al delicado rostro de la muñeca ¿Estaba seguro de lo que hacía? Se pregunto, pero antes de que pudiera responder fue movido nuevamente por la insensatez de su expresivo corazón, su mano se corrió hacia el frente hasta llegar a la oreja izquierda de la chica, en donde entrelazo los dedos con su cabello y posando sus labios sobre los de ella los fundió en un beso.
avatar
Nine & Twelve


Mensajes : 17
Fecha de inscripción : 12/09/2014

Volver arriba Ir abajo

Re: Tres vueltas de llave [Privado]

Mensaje por Odette Ysfx el Miér Oct 15, 2014 7:39 pm

La pobre Odette se agarró la cabeza. ¿Era necesario ser tan obvia? Aquellos dos se habían puesto a husmear entre sus cosas y sería cuestión de segundos para que descubrieran todo. Sus ojos no le mentían, se trataba de híbridos, no podía asegurar bien de qué, pero solo se trataba de sangre manchada, por lo que la muñeca aseguraba que no eran ningún problema ni riesgo para sí misma [¿Y ella qué era? Una simple muñequita].

El mayor de ambos, el más centrado, señaló que debían retirarse, por un lado pareció perfecto, aunque quería ser ella misma quien les de salida a ambos, que se fueran era justo lo que necesitaba, justo en ese momento fue cuando el que parecía ser el menor y llamarse Twelve encontró la nota, que se puso a inspeccionar con sumo cuidado frenando toda posibilidad de marcha para su pobre compañero que debía de estar tan hastiado de ella, como ella de él. ¿Desde cuándo este maldito tenía tanta confianza para sostener a Odette de esa manera? En ese momento hizo lo más razonable. Tomó uno de sus ojos y lo arrancó, colocándolo de manera de poder leer el contrato con él, la hoja ya se encontraba gastada y tenía algunas frases en élfico, quien lo había escrito debió estar lleno de maldad, porque la idea de besar un alma vieja y gastada atrapada en el cuerpo de una muñeca debía de ser lo más desagradable con lo que te pudieras encontrar, la muñeca rió para sí misma al pensar las ideas que debería estar haciéndose aquella alma joven al leer aquel pedazo de papel.

-“Pero pobre de ti… Si llegas a hacerla enojar”-Pronunció con suavidad mientras volvía a colocarse el ojo azulado de vidrio que había sacado tan brutamente de su cuenca.

Tal vez Odette estaba demasiado confiada. Oh sí, lo estaba, porque lo siguiente que hizo el desconocido fue tomarle el rostro a como lo haría con su prometida, los dedos danzaron por su rostro, entonces ella lo comprendió, ya era inevitable, su rostro hubiera empalidecido de hacerlo ella posible, pero en cambio, un suave rubor cubrió sus mejillas, ella intentó hablar, pero solo balbuceó unas palabras inaudibles, que siquiera ella supo decir qué eran, lo siguiente que pudo recordar era ver unos grandes ojos almendrados muy cerca de sí y el suave tacto de lo que era su primer beso.

Las sensaciones dentro de sí eran muy extrañas y de lo más variadas, como si el tiempo se hubiera detenido en el instante en los que sus labios se pusieron en contacto, una nueva oleada de recuerdos borrosos atacó su pequeño cerebro de muñeca, aunque ella quiso separarse instantáneamente de su captor lo que sintió es que las piernas le fallaban y caía sobre sus rodillas, sobre el cuerpo del joven que en algún momento le había sostenido. Más allá de eso, por un segundo pudo ver una imagen horrorosa que le habría helado la sangre de haberla tenido. Se vio a sí misma y al joven de almendrados orbes unidos por los mismos collares, fue una imagen que duró un segundo, pero dudaría que él no lo hubiera visto también.

Cuando volvió a recuperar la consciencia pudo encontrar cómo dos llaves nuevas se materializaban de entre unos pétalos, era la llave de su espalda, pero ahora brillaba en un hermoso tono dorado. Y otra llave. Más rústica, era la llave de su cuello, junto con ellas una nota se hallaba.
Odette ya no acreditaba lo que estaba viendo.



La nota recitaba:
¡Felicidades, usted ha adquirido a Odile Zenón!
Ahora puede hacerla explotar si no tiene cuidado. Debería darle un vistazo a esa alma que tiene.
Si se la libera de su collar podría realmente explotar si no se la tiene bien vigilada, no recomiendo hacerlo.
Cuidado, aún tiene partes de su verdadera naturaleza, y puede resultar bastante peligrosa.
Se ruega discreción.
avatar
Odette Ysfx


Raza : Doll
Mensajes : 17
Fecha de inscripción : 20/09/2014
Localización : Hell

Volver arriba Ir abajo

Re: Tres vueltas de llave [Privado]

Mensaje por Nine & Twelve el Lun Oct 20, 2014 9:23 am

- Sintió los labios de ella con los suyos, eran tersos, suaves y curiosamente cálidos, aquello despertó un torrente de emociones tan confusas y caóticas que bailaron en su mente hasta desconectarla de la razón y consciencia, allí, en donde el tiempo parecía detenerse forzando las manecillas del reloj fue donde se entrelazaron los destinos de ambos individuos. Sucedió lentamente, y cuando por fin los dos pares de labios se dejaron uno al otro fueron pocos los centímetros que guardaron, inconsciente Twelve, relamió su labio inferior con un pequeño movimiento, tenían un extraño sabor a húmedo, como el que se acumula en el ambiente con la lluvia, la chica cayó sobre sus rodillas y de allí sobre él, quien antepuso sus brazos para tomarla, fue allí cuando una imagen impacto su mente, fugaz, apenas pudo darse cuenta de lo que allí veía, sin embargo le fue obvio, eran él y ella unidos a través de collares.

- No tuvo tiempo de pensar siquiera, aun permanecía absorto por el hecho, cuando del aire y entre pétalos de flor se materializaron un trió de objetos, dos llaves, una posiblemente de oro y otra gris de algún tipo de metal quizá, aparte, una nota, similar a la primera. Pero en esta ocasión no fue Twelve quien las tomo, sino su hermano.

- El pelinegro se precipito, en presencia del insólito acontecimiento, atajo en sus manos los tres objetos cuando cayeron, dirigió una mirada furtiva  a su hermano y plasmo sus ojos sobre el papel. Cuanto término de leerla la doblo, desde los cristales frente a sus ojos dirigió una mirada a su hermano, en cierto sentido transmitía desaprobación, tal vez hasta molestia, y estaba justificada, pues desde su punto de vista su hermano no había conseguido otra cosa más que una distracción, un juguete – Toma- dijo, lanzando los tres objetos que fueron rápidamente recibidos por la izquierda de Twelve – Es tu fuerte, las almas – explico, un tanto irónico, luego se dio la vuelta, avanzando hasta la bestia que recién habían matado – Tal vez deberías comértela… antes de que llegue a causar problemas – culmino, sabiendo que como nigromante su hermano tenia tendencia a realizar aquel tipo de actos.

- No lo haría – afirmo… - Asi que... no me tengas miedo – susurro tratando de que ella no lo oyese, cosa que por la cercanía resultaba imposible, evitando afrontar la mirada de la otra, dirigió su mirada a la nota mientras la desdoblaba – Odile …. Odette – pronuncio, pensativo - ¿Cómo debería llamarte? – pregunto dudoso, mas una vez dirigió su mirada a la muñeca la sangre aun en su cabeza provoco un ligero rubor en su rostro, allí el beso volvió como un recuerdo vivido a su cabeza, casi podía sentir sus labios en los de ella, era una extraña sensación, una combinación entre alegría e incomodidad que coaccionaban llevando fuertes pulsaciones a su pecho.
avatar
Nine & Twelve


Mensajes : 17
Fecha de inscripción : 12/09/2014

Volver arriba Ir abajo

Re: Tres vueltas de llave [Privado]

Mensaje por Odette Ysfx el Miér Oct 22, 2014 5:43 pm

-No soy el fuerte de nadie, Duuuuu-terminó por sacarle la lengua al mayor mientras intentaba moverse. Desafortunadamente su cuerpo estaba exhausto, mejor dicho, su alma, había pasado por mucha presión y ahora resulta que estaban conectados... ¿No sería una idiotez como aquella del hilo rojo?

Un hilo rojo invisible conecta a aquellos que están destinados a encontrarse, sin importar tiempo, lugar o circunstancias. El hilo se puede estirar o contraer, pero nunca romper»-susurró mientras observaba con desgano a su nuevo amo. ¿Qué clase de comentario era ese? -¿Comerme?-consultó mientras arqueaba una ceja, y anteponía los brazos para crear una distancia entre ella y el sujeto que le sostenía –Olvídate de que te obedezca-afirmó mientras miraba decididamente aquellos ojos avellanados. A pesar de las apariencias, y con esa cara de bonachón que tenía el tipo, a pesar de eso, sus ojos y su alma no mentían, gran poder residía en aquel muchacho, por lo que era mejor andar con calma para evitar cualquier peligro. A pesar de la molestia no tenía intenciones marcharse, ellos ya tenían las llaves y sabía perfectamente que si huía esta vez no volvería ni a re ensamblarse y tampoco volvería a la maleta como usualmente lo hacía. Peor aún, los shinigamis podrían volver a por su alma como lo habrían hecho antaño, lo mejor sería permanecer pegado a su “amo” todo el tiempo posible, debería ser más maleable si pensaba que las cosas podrían seguir siendo de la manera de la que eran por mucho más tiempo.
-Odile… Tal vez era mi nombre como humana-culminó cruzando los brazos –Señorita u Odette estaría bien-.
Entonces fue cuando dio un salto desde los brazos del chico que le aprisionaba, pudo sentir la hierba bajo sus pies, y tomándose del vestido para no ensuciarlo se encaminó hasta el otro muchacho, el hermano, lo examinó también, su clase era parecida a la del otro, pero en él había un diferente aura, no de aquellas que se puede ver, sino una silenciosa sensación de inteligencia y superioridad que no había notado en su amo.

-Cárgame-ordenó extendiendo los brazos al joven de lentes.
avatar
Odette Ysfx


Raza : Doll
Mensajes : 17
Fecha de inscripción : 20/09/2014
Localización : Hell

Volver arriba Ir abajo

Re: Tres vueltas de llave [Privado]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.